• +58 (414) 3241970
  • infogoandflow@gmail.com

Category ArchiveBLOG

Sky Brown, la niña skater que aspira competir en tokio 2020

Sky Brown, una niña de 10 años de madre japonesa y padre británico aspira a convertirse en la deportista más joven en representar a Gran Bretaña en unos Juegos Olímpicos. La pequeña fue  incluida en el equipo británico de skateboard que buscará en los próximos meses el pase para Tokio 2020.

 

La Federación Británica seleccionó a Sky junto a otros cuatro skaters profesionales, todos hombres mayores de 22 años, para darle financiación económica y ayudarlos a clasificarse para los próximos jjoo, donde este deporte hará su debut olímpico. La ayuda cubrirá alrededor de 18.000 euros por atleta.

Con sólo 6 años se convirtió en la ‘skater’ más joven en participar en el Vans Us Open Pro Series, celebrado en Huntingtin Beach, California y hace unos meses se concedió la victoria en Simple Session, una competición celebrada en Tallin, Estonia.

Sky  también practica surf y baila; de hecho, el año pasado ganó el concurso televisivo ‘Dancing With The Start’ en su versión infantil.

 

 

Poseidón surfeará desde el Olimpo a Tokio

Poseidón surfeará desde el Olimpo a Tokio

Juan Pedro Medina, Director Técnico FVS

Para muchos tal vez suene extraño que el surf sea catalogado como deporte, más extraño aún enterarse de que a partir de Tokio 2020 será deporte olímpico. Si bien es cierto que el surf es una cultura y un estilo de vida, en los años recientes se ha desarrollado como un deporte de alto desempeño, las condiciones físicas de los surfistas dejaron de ser las que la naturaleza les proporcionaba, para ser ahora producto de una preparación a nivel atlético. Muchos son los factores en los que tienen que desarrollarse los atletas de alta competencia en el surf, pero cubren aspectos desde técnico, físico, psicológico, entre otros.

Los surfistas pasaron de ser el clásico vago que veíamos en las películas de los 60 y 70 a ser doctores, ingenieros, arquitectos entre un sin fin de profesiones que se mezclan dentro del agua mientras se espera una ola. En la parte de competencia también mutaron sus entrenamientos, ahora se le ve en los gimnasios, piscinas y centros de desarrollo buscando mejorar cada vez más su condición y capacidad. Muchas ciencias han sido aplicadas al deporte del surf y cada vez seguirá creciendo debido a la misma profesionalización del surfista, que cada vez es más integral.

No es casualidad que este sueño olímpico naciera en la imaginación de Duke Kahanamoku, Surfista hawaiano que se colgó tres medallas de oro y dos de plata en tres olimpiadas donde participó, luego de descubrir su talento de nadador casi por error. Luego se dedicó un poco al cine y a llevar el movimiento del surf olímpico a todo el mundo. Este movimiento se vio re impulsado por Fernando Aguerre, presidente de la “International Surfing Association”, quien incansablemente luchó para cumplir el sueño de Duke, Hasta que lo consiguió.

Hoy en día se ve como la gran mayoría de los Comités Olímpicos Nacionales, han enaltecido al Surf, apoyando cada vez más a sus atletas y proporcionándole todas las herramientas y apoyo económico para buscar esa primera medalla Olímpica del Surf.

Esperemos que el surf siga evolucionando y se logre expandir en más modalidades dentro de su participación Olímpica, luego de Tokio, vienen dos sedes Olímpicas donde se practica mucho el surf, Francia para muchos la capital del surf europeo y Los Ángeles, La meca de la industria del surf. Ya nos tocará ver si el Surf llega a otras Olimpiadas donde no se tenga canchas naturales y se utilice las piscinas de olas que hoy en día se han convertido más y más populares.

Más adelante les comentare acerca del proceso de clasificación y las posibilidades que tenemos como país (Venezuela) de lograr clasificar a Tokio 2020.

 

La Vinotinto del surf entra en acción

El primer paso rumbo a los JJOO Tokio 2020  


Caracas, 3 de diciembre del 2018 (Gerhard Weilheim / Go & Flow Multimedia).

La Federación Venezolana de surf comienza hoy su participación en los XV Juegos Panamericanos de Playa organizado por la Panamerican Surf Association (APAS). Nuestra selección llegó a Lima el 25 de noviembre para cumplir con el debido período de aclimatación, entrenamientos físicos y técnicos así como el reconocimiento de la cancha natural con miras de hacer su mejor desempeño tanto individual como equipo en las olas de Punta Rocas. Los atletas se concentraron en Punta Hermosa al sur de Lima, Perú bajo la dirección técnica Juan Pedro Medina y un equipo de trabajo multidisciplinario.

Francisco «Lolo» Bellorín (capitán del equipo), Rafael «Nono» Pereira, José Joaquín López y Derek Gomes conforman la punta de lanza de la delegación y serán quienes defenderán el lugar de Venezuela en la categoría OPEN tabla corta, acompañados del atleta en ascenso Harold Zunino quien se concentra con el equipo para entrenarse en las condiciones del Pacífico buscando posicionarse con éxito en este primer paso de clasificación en la Ruta Olímpica. En las categorías de Open tabla corta Femenino nos representará Rosanny Álvarez, Adriana Cano, Yoceline Aldana y Camila Toro.

Para el Director Técnico, Juan Pedro Medina, “durante los días previos al evento estuvimos haciendo ajustes necesarios referente a los equipos que van a usar los atletas. Todos están mostrando un nivel increíble, resaltando en performance técnico con trabajo rieles. Las expectativas son bastante altas, se siente una energía increíble en el equipo, estoy muy contento y orgulloso de haber seleccionado a este equipo para los Panamericanos, porque estoy seguro de que vamos a lograr un excelente resultado. Las olas están reventando bastante constantes con una energía de 800, lo que nos permite inferir que están dadas todas las condiciones para que nuestros atletas logren el objetivo trazado”.

El resto del equipo estará conformado por: Edimar Luque Campeona de Los Juegos Bolivarianos en Iquique del 2016 en la modalidad SUP Race / Surf acompañada por Viadana Arza, Francisco “Paiva” Hernández y Armando Colucci quienes se medirán las modalidades de SUP-SURF y SUP RACE. Asimismo, Eudys Isturiz joven talento del Longboard del Estado Vargas se convierte en la generación de relevo de esta modalidad y en la misma dirección se posiciona Mariana Bermúdez quien viene en ascenso con 18 años de edad y cumplirá con su primera cita internacional en la modalidad de Longboard femenino. Todos los atletas fueron seleccionados estratégicamente en base a sus resultados por el Director Técnico Juan Pedro Medina piedra angular de este nuevo proceso de selección junto a Alejandro Padrón quien se desempeña como Team Manager del equipo nacional.

Francisco Bellorín compartió su positivismo al comentar que: “el Pacífico, como siempre, nos está mandando buenas olas, las series se están tardando un poco, durante el fin de semana entrenamos con series de 4 pies, todos estamos surfeando muy bien y estamos super motivados para conseguir un buen resultado en estos Panamericanos, el equipo está sólido y ahora a disfrutar de lo que se viene”. 

Por su parte la presidenta de la FVS reconoció el estar bien emocionada con los resultados que se esperan obtener, “estoy completamente segura de que obtendremos excelentes resultados con miras de clasificar a los Juegos Panamericanos 2019, gracias a toda Venezuela por estar muy pendiente del desempeño de nuestra selección nacional”. La participación del equipo nacional es una realidad gracias al apoyo de Estelar Airlines, Ministerio del Poder Popular para el Deporte y el Comité Olímpico Nacional. 

Fotos: Giovanna Bonilla.

Surf en la «U»

Gira de charlas “Surf en La U” calentó motores para el Campeonato Nacional de Surf Universitario Copa: Maltín Polar Light, presentado por Ohana.

Universidades del área metropolitana y del interior del país disfrutaron de la Gira de Charlas “Surf en La U” en el marco del Séptimo Campeonato Nacional de Surf Universitario, Copa: Maltín Polar Light, presentado por Ohana. Este año, las ponencias giraron alrededor de impulsar los valores y el concepto de sensibilizar a la comunidad estudiantil sobre la importancia de lograr la proactividad, el emprendimiento y la búsqueda del equilibrio entre el rendimiento estudiantil y deportivo a fin de formar profesionales integrales en universidades como la UNIMET, UCAB, UCV, UNIMAR y la Universidad Monte Ávila, entre otras.

Se contaron con ponencias de primera línea con especialistas vinculados al arte, la salud y ciencia aplicada al deporte, entre ellos: Mario Raúl Valera (@mariovalerafotos – fotógrafo de acción), Dr. Douglas Blanco (Biomecánica, Neurología y cognoscitividad), Luana Cabrera (Proyecto de turismo eco social Somos Nativos – @somosnativos),  Mariana Alfonzo (Proyecto OdontoSurf – @odontosurf), Alejandro Padrón (Fundación Pro Surf Venezuela – @funprosurf) y Gerhard Weil (@gerhardweil – Presentando un abreboca de su nueva conferencia: Corazón a Bordo) para finalizar con la proyección y cine foro de documentales de surf: Makalae (Mejor edición del Festival Ascenso de Fotografías y Videos de Aventura 2017) y Churun, hijos del sol (Ganador de la mejor fotografía, edición, música original y video del año del Festival Ascenso 2014).

Un proyecto como tributo al movimiento del surf universitario que ha demostrado en los últimos años de que está listo para asumir nuevos retos, teniendo como norte ser incluido como deporte 

oficial a mediano plazo en los Juegos Universitarios de Institutos Nacionales de Educación Universitaria (JUVINES) con el aval dela Federación Venezolana de Surfing.

El Campeonato Nacional de Surf Universitario 2018 se llevará a cabo en La Punta de Los Caracas los días 8 y 9 de diciembre, en donde se premiará nuevamente al Atleta Integral, galardón que se concede a aquel atleta que logre el mejor promedio ponderado de sus notas universitarias y su mejor sumatoria de puntuación de las series en las que participe durante la competencia. Los ganadores del atleta integral, tanto masculino y femenino, recibirán una tabla de surf cero kilómetros cortesía de Indestructible Surfboards (@indestructiblesurfboards).

Se espera la participación de los mejores 60 estudiantes de las principales instituciones de educación superior, en seis categorías individuales quienes también participarán en representación de sus respectivos equipos, en las modalidades de longboard (tabla clásica), tabla corta y bodyboard.

Tanto la Gira de Charlas “Surf en La U” como la Séptima edición del Campeonato Nacional de Surf Universitario 2018, son una realidad gracias al valioso apoyo de: Maltín Polar Ligh

t (patracinante principal), Ohana (presentador de copa), Boast, HPS, Bubies Helados, New Arrival, Trajes de Baño Chicle, La Tele, Aroma di Café, 247 Movilidad y Logística Vip, Hotel Marriott Playa Grande, Acqua Balnearie, Go and Flow, Fundación Pro Surf, La Alcaldía y la Gobernación del Estado Vargas, con el aval de la Asociación de Surf del Estado Vargas, la Asociación de Surf de Anzoátegui y la Federación Venezolana de Surfing (FVS).

Más que un récord, un sueño que tardó poco menos de 23 años

Por: Ana Luisa D'Orazio / @analuisa0830

Raúl Penso merideño de nacimiento, soñador empedernido y piloto de parapente. Desde sus inicios su meta era sobrevolar aquella Cordillera Andina que tanto apreciaba. Poco menos de 23 años bastaron para cumplir este sueño y romper un récord de volar a 5.143 metros sobre el nivel del mar.

El clima en Sierra Nevada es complicado: presenta abundante nubosidad y vientos fuertes que hacen imposible el acercamiento a los picos El León, el Toro, el Espejo y el más imponente pico Bolívar.

En el año 2014, Penso logró volar cerca del pico Bolívar, sin embargo, solo alcanzó alcanzar 4.600 msnm. El viento era demasiado fuerte y se hacía peligroso para acercarse, faltando solo 400 mts para la cima.

Un día sin nubes, buena térmica y con vientos meteos provenientes del este, ese fue el momento perfecto para que este piloto lograra su cometido. Con ansias de lograr su vuelo soñado, despegó de su lugar habitual en lomas de Los Ángeles, a las 11:40 de la mañana. Luego de enfrentarse con distintos inconvenientes y trabajando la térmica, alcanzó los 3.0000 mts de altura, sobrevolando el parque Mucuy. Aunque el frio jugaba en contra, Raúl continuó con su meta, encontrando la térmica que lo ayudaría a subir hasta la altura de paramo, una vez allí ya solo faltaban 2.000il mts de ascenso.

Siguió subiendo fijo por la cara Este del pico Bolívar. En eso, el viento le permitió ubicarse en la famosa cara Norte del Bolívar, y fue ahí, en ese preciso instante, que observó una de las escenas más felices de su viaje: encontrarse con escaladores que hacían cumbre que estaban tan asombrados como él de este logro.

A las 12:46 del mediodía, llegó a su meta. Penso logró hacer cumbre en el pico Bolívar, marcando en el GPS 5.143 mts sobre el nivel del mar.

Sobrevolando lo que por 23 años había soñado, era indescriptible -dice Penso-. Continúo acercándose hasta pico Espejo, observó a los turistas, luego alcanzó el pico Humboldt, cumpliendo su meta, su sueño y un récord mundial.

Con el pecho frio de la emoción, y con un poco de miedo a flor de piel, temiendo a desmayarse, dio vuelta y regresó al valle Mérida siendo el primer venezolano en recorrer esta majestuosa montaña, desde el aire.

Con 44 años este merideño, Raúl Penso, logró conseguir su sueño, sobre volar la cordillera Andina a una altura de 5.143 mts sobre el nivel del mar, con una velocidad máxima de 107 km/h, y un tiempo estimado de 1:59,45. ¡Que nunca paren los retos, que nos hacen soñar y nos invitan a volar!

Canopy, adrenalina en las alturas

Por: Norkis Arias @norkis_arias
Los proyectos en verdad son sueños germinados que crecen hasta hacerse realidad. Así nació el campamento Canopy Aventura hace una década cuando Manuel Docal, quien había estudiado Turismo, viajó a México. En el país azteca descubrió esta actividad extrema y quiso importar la idea a territorio criollo.

Los proyectos en verdad son sueños germinados que crecen hasta hacerse realidad. Hace una década cuando Manuel Docal, quien había estudiado Turismo, viajó a México descubrió el canopy, un deporte que quiso importar a tierra criolla. Pero ¿qué es? Esta actividad consiste en desplazarse de un árbol a otro en plataformas de altura; es decir, puede ser deslizándose a través una tirolina (cable de tensión) o cruzando puentes colgantes. Esa es la definición técnica porque al hablar de sensaciones, se entra en otro plano. Hacer canopy es dar un paso en falso hacia la aventura, con los pálpitos del corazón empujándolo fuera del pecho, sentir miedo al avanzar hacia el vacío y, luego, darse cuenta de que es extremamente relajante flotar en el aire.

Así fue como, con la ayuda y capacitación de un grupo de mexicanos, Docal logró fundar el campamento más grande de Venezuela. Ubicado en Higuerote, estado Miranda, comprende 12 hectáreas de frondosa vegetación que albergan adrenalina pura.

Hace falta una bocanada de aire para enumerar todas sus atracciones. Cuenta con 13 tirolinas, 10 puentes colgantes de distintos niveles, 3 puentes tibetanos, una escalada en el tronco de una ceiba y un salto en péndulo. La totalidad del circuito de cables comprende 1.710 metros de recorrido a ser culminados en un estimado de 3 horas. Distancia y tiempo suficiente para atreverse a probar posturas en el desplazamiento, como la más osada y divertida: colgado de cabeza.

Si la cobardía se asoma, los guías están allí para mostrar cuan temerario se puede ser. Ellos se balancean, detienen y aceleran a su antojo. Mientras que el mortal que visita por primera vez, debe maniobrar para no girar según el capricho de la dirección del viento.

Aún así, solo hace falta iniciativa para practicar esta disciplina, pues es una actividad extrema que no demanda gran esfuerzo. Los árboles le dan la bienvenida a todas las generaciones, la única condición es pesar menos de 100 kilogramos. Más que un ejercicio físico, es uno mental porque se está retando constantemente a las alturas. El resultado: un cuerpo anfitrión de adrenalina, una zona de confort ampliada y miles de abrazos al viento.

De superpoderes y camadería

Jonathan Landaez tiene 24 años de edad y desde los 15 se inició en esta faena. Durante su adolescencia y su adultez ha tenido los pies por los cielos, pero sus ambiciones están sembradas en tierra firme. Su sueño es ser médico y se encuentra estudiando para lograrlo. Sin embargo, paralelamente trabaja como guía en Canopy Aventura y al pensarlo bien, tiene sentido. Al final, ser médico y practicar canopy es como tener poderes.

Salvar la vida de otros, definitivamente es un don y lanzarse en tirolina es casi una especie de teletransportación. El cuerpo es capaz de atravesar largas distancias en cuestión de segundos y, con la misma rapidez, se muta de ser humano a tener súper poderes. Los colores del trópico se manifiestan con tal intensidad que, entre el cruce de un árbol a otro, la vista se embelesa con el muy verde y el muy azul de la naturaleza.

Jonathan, junto con otra docena de jóvenes de la zona, forma parte del staff. Manuel Docal y Carlos De la Fuente, compradre y socio de Docal, creen en brindarle estas oportunidades a los locales de Higuerote. Aunque algunos miembros son de Caracas como Héctor Alfonso (26) y su hermano Jhonaikel (20), todos reciben una capacitación exhaustiva para garantizar el uso apropiado de los equipos y el mantenimiento de las 12 héctareas.

Todo el equipo se esmera en la atención. A fin de cuentas, habrá que convivir por un par de horas y que mejor si existe cordialidad y profesionalismo. De La Fuente, hasta repelente ofrece al turista. Cuida hasta el más mínimo detalle porque para él, la labor que desempeñan refleja lo que desean para el país. “Yo creo en Venezuela. Esté quien esté, cada quien tiene que poner su grano de arena porque si no hacemos eso, es cuando perdemos al país”, expresa. Razón para celebrar que él y Docal sigan apostando por una oferta deportiva y turística distintiva a tan solo dos horas de la capital.

“Pueden venir a hacer canopy y regresar a Caracas o quedarse y combinarlo con un paseo a la playa”, resalta De La Fuente. Así que es decisión propia extender la estadía y garantizar un paseo de desconexión del bullicio citadino para entrar en contacto pleno con la naturaleza.

Desde el principio

Con el arnés y casco puesto, se reciben todas las indicaciones, observaciones y recomendaciones técnicas. Así, se asegura que además de divertida, la experiencia sea 100% segura. Durante todo el recorrido, siempre hay al menos 3 instructores que serán su sombra, velando cada paso. Luego, sin anestesia, comienza el viaje aéreo. Las manos involuntariamente intentan atrapar el aire, el cuerpo no puede creer que está flotando, pero se acostumbra rápido y en menos de lo pensado, ya se cruzado la primera tirolina.

Así se avanza consecutivamente por cada una y la adrenalina se amolda al cuerpo. Solo se ansía desesperadamente llegar a la tirolina prometida, esa que atraviesa la laguna y es la más larga de Venezuela con 550 metros de longitud. Medio kilómetro para admirar la vista, para simular que se camina en el aire, para ponerse de cabeza e intentar tocar el agua con las manos, para ser libre.

A lo largo del circuito se hacen tantas pausas como sean necesarias para hidratarse. Al volver a la acción, se aprende a dominar la mente para que el cuerpo sea consciente de toda sensación posible. La vista se torna más curiosa para perderse detallando la vegetación y el tacto se vuelve más sensible para dejarse acariciar por el viento.

Difícil de dominar son los nervios cuando se llega al Tarzán, el salto en péndulo donde uno puede jurar que va a expulsar los órganos por la boca. Lo único asegurado en esta estación es un grito ensordecedor. El vacío se cuela de los pies a la cabeza al saltar desde siete metros de altura con un arnés atado a la cintura. Es de esos sustos que producen una risa nerviosa y contagiosa hasta el punto de querer repetirlo como un capricho masoquista.

En el circuito de puentes colgantes, basta con dar el primer paso para sentir que la distancia se multiplica, pero ya no hay vuelta atrás y al final sentimos que conquistamos el Olimpo por haber culminado sin haber tropezado.

Lo bueno es que en este campamento, el canopy es un ejercicio voluntario y en cualquier momento es válido decir stop y culminar el paseo. Algunos visitantes lo hacen cuando el sol irradia con demasiada fuerza, pero vale la pena completar el circuito en su totalidad. Escalar la ceiba, contemplar el mundo desde las alturas, sentirse imparable.

Sin darse cuenta, se han ido tres horas y ha finalizado el recorrido. Uno se siente más ligero y la actividad que al principio causaba duda, ahora deja al cuerpo en un estado de relajación.

Coge el dato
  • El instagram oficial del campamento es @canopyaventurahiguerote pero es más efectivo contactarlos vía telefónica al 04242433147.
  • Reserve su visita. El campamento trabaja de viernes a domingo de 9:00 a.m. a 4:00 p.m. Si asiste con un grupo numeroso, se pueden habilitar días de semana.
  • Las únicas condiciones para realizar canopy es pesar menos de 100kg. No hay edad limitante.
  • Vista ropa cómoda que no inhiba movimientos.
  • Lleve protector solar y repelente de mosquitos.
  • Adicionalmente, el campamento ofrece:
  • Alquiler de una cabaña disponible para cinco personas.
  • Alquiler de zona de parrilla.
  • Servicio de comida.

Photoshoot: Acqua Bikinis 2013

Colección Acqua Bikinis 2013

Modelo: Flory Diez

Fotógrafo: Ernesto Borges @Ephcto

Maquillaje: Jesús Jimenez

Locación: Hacienda La Pancha, Paraguaná, Edo. Falcón.

[nggallery  id=28]

Bikinis Photoshot 2

Fotos: Gustavo Sulbarán

Modelos: Camille De Prat / Jade

no images were found

Eventos organizados por Zona Radical

La ASP en Brasil, desde la óptica del lente de Ric Domínguez

Crónica de un viaje soñado

El boleto de avión pasó meses engavetado y Ricardo Domínguez contaba los días para ver desde su cámara el mar de Brasil y la magia de la competencia de la ASP. Cuando llegó Mayo, agarró sus maletas y se montó en el avión, sabiendo que por fin, él y su cámara verían a los duros de las tablas para inmortalizarlos en fotos. El viaje no estuvo fácil, hizo escala en Panamá, durmió en el aeropuerto, y llegó en la madrugada  sin la más mínima idea de como moverse.

Fotos: @RicDominguez1

“Espere a que amaneciera, y preguntando como pude, con las limitaciones del idioma, me monte en un autobús. Iba rodando sin saber a donde iba a llegar, hasta que más o menos, vi el Cerro de Pan de Azúcar. Por instinto me baje. Estaba en un sitio que se llamaba Botafogo, repleto de hostales  y posadas, por ahí, me tropecé con uno que había visto en internet, que se llamaba el Misti.”

Después de encontrar el Misti, y convertirlo en su bunker turístico, las cosas empezaron a fluir, seguía sin conocer a nadie y sin saber a donde iba, pero las ganas de mar y lente podían más. Revisó los nombres de las playas de la competencia y como no sabía que el metro estaba cerca, rodó casi una hora en autobus, para llegar a Barra de Tiyuca, la primera locación de la competencia. Lo que no sabía Ricardo es que las olas estaban muy bajas ese día en la playa y habían cambiado el tour para el segundo point de la competencia.

“Preguntándole a todo el mundo y caminando con el morral, llegue como a la 1. El contest iba por la mitad.  Preparé la cámara y arranqué con un heat de Gabriel Medina, y menos mal, porque me perdí el heat donde lo eliminaron y las únicas fotos que tenia de el eran esas.”

Ese primer día, estuvo divertido para Ricardo, tomó mil fotos más una y se regresó al Misti cansado, pero satisfecho.

“Al día siguiente me tenía que levantar como a las 5 am para llegar a tiempo en metro. Vi a todas las mujeres en la competencia femenina  y saque buenas fotos, tuve buen material. Me recibieron buenísimo y el trato fue excelente; me facilitaron todo: los brazaletes, la hojas informativas me impresionó la organización”. De nuevo en el Misti, Ricardo no vio las fotos, llegó exhausto y durmió.

El tercer día hubo más tiempo, y Ricardo  hizo un poco de turismo, caminó por las playas y conoció el lugar. Al final de la tarde, se enteró de que los próximos tres días de la competencia estarían rudos, porque habría una vaguada y las olas serían muy grandes. Efectivamente,  esa tarde se nubló.

Por la mañana,la Competencia comenzó a las 10 am y la lluvia era violenta, los surfistas, le sacaron el jugo a las olas y mostraron sus mejores maniobras. Los fotografos, que eran muchos y muy buenos, se pusieron sus ponchos y se quedaron en la orilla de la playa hasta el final.

“ ..tuve dificultades por la lluvia y la luz, el equipo no me daba para tomar buenas fotos. Ese día tuve contacto con los surfistas adentro y buenos primeros planos”

El miércoles, ultimo día del tour,  fue el mejor día, porque aunque no hubo buen oleaje, los surfers estaban dando el todo por el todo. Los heats finales fueron impresionantes, radicales y explosivos. Ricardo, estalló la cámara con mil fotos.

Después de premiación, Ricardo tuvo 5 días para conocer la ciudad, decidió surfear y ver el sitio donde hacían las tablas, paseó y disfrutó de playas como Macumba y Prainha, además tomó fotos de los skaters, porque encontró muchos parques para ellos.

“Para ser la primera vez tuvo tiempo para relajarme, aunque hubo cosas que quise hacer y no pude. Haber fotografiado la competencia de la ASP fue un sueño, verlo un streaming no es lo mismo que verlo en vivo. A nivel de experiencia fue magnifico.”

Después de este viaje, Ricardo solo quiere viajar; planea continuar capturando imágenes de los mejores surfistas del mundo con su fiel compañera, su cámara. Está entre sus planes acompañar a la selección nacioal Master a Nicaragua, para el mundial de la ISA, y plansmar su arte en fotos más increíbles que las del tour ASP.

no images were found

es_ESSpanish
es_ESSpanish